7 Consejos para sobrevivir a las comidas navideñas.

| 0 Comentarios

Las que no estáis metidas ya de lleno en las cenas de empresa, lo estaréis en unos días con las citas obligadas: las comidas de Nochebuena, Navidad, Fin de Año y Día de Reyes.
Para la mayoría, resultará inevitable verse inmersa en celebraciones en torno a comidas copiosas, pero al menos nos podemos preguntar: ¿Qué puedo hacer para sobrevivir a estas fiestas, sin que mi salud digestiva se resienta demasiado o muera en el intento?

He aquí 7 recomendaciones básicas para conseguirlo:

  1. ¡Hidrátate bien! Ya sea tanto por el consumo de alcohol, como por las comidas abundantes en sal y grasas, o los tipicos dulces navideños, basados en harinas, estarás deshidratada. Beber en torno a 2-3L de agua mineral al día, sobre todo en los días posteriores a cometer esos excesos, no sólo te ayudará a recuperar todo el agua perdida, sino a eliminar toxinas.
  2. Empieza todas tus comidas con un entrante crudivegano. Una ensalada, unas crudités con salsas, unos canapés de endivias con paté vegetal… Elegir un primer plato o un entrante crudo te ayudará a aportar a tu cuerpo las enzimas que necesitará para digerir las comidas más pesadas e indigestas que ingerirás a continuación.
  3. Acompaña todos tus platos fuertes de “verde”. Las verduras al vapor o al horno constituyen una excelente manera de acompañar tus platos fuertes, altos en proteínas y grasas, y de contrarrestar su efecto dañino, alcalinizando el medio y favoreciendo la evacuación y eliminación. Aprovéchate de todas las verduras que nos regala el invierno: brócoli, calabaza, espinacas, acelgas, endivias, alcachofas…
  4. Incluye infusiones digestivas, que promuevan el trabajo hepático. El hígado es el principal órgano depurador del cuerpo, y por tanto, el que se verá más afectado en estas fechas, tanto por el consumo de alcohol como por el de las comidas ricas en grasas y proteínas. Ayudan a descongestionarlo y favorecer su función las infusiones de: cardo mariano, boldo, alcachofa, boldo y/o diente de león. Además, recuerda que las verduras con sabor amargo también lo activan.
  5. Evita mezclar frutas con las comidas principales. Muchas personas optan por incluir fruta en sus postres o platos principales, creyendo que así por lo menos estarán incluyendo algo “sano” en sus comidas. Pero nada más lejos de la realidad. Las frutas, a pesar de ser nuestro alimento ideal, o precisamente por ello, no deben mezclarse nunca con comidas cocinadas, menos aún si éstas son ricas en grasas. Las frutas, ricas en azúcares, fermentan con mucha facilidad si no se comen solas y en un estómago vacío (cosa difícil en esta época, en que las comidas tardan mucho más en digerirse), por lo que lo mejor es que las postergues para cuando recuperes tu alimentación habitual.
  6. Opta por las opciones más saludables dentro de los típicos dulces navideños. Los postres crudiveganos, o los procesados (polvorones, roscones…) elaborados a partir de harinas integrales como la de espelta, y aceite de oliva virgen, constituyen una opción mucho más saludable que las convencionales.
  7. Posterga los ayunos o dietas “detox” para cuando hayan pasado todas las fiestas. Muchas personas optan por intentar compensar los excesos, llevando a cabo en los días posteriores ayunos o dietas “detox” a base de frutas o líquidos. Es normal que al día siguiente el cuerpo sólo te pida agua, fruta o comidas ligeras. Estás deshidratada, y tu cuerpo aún digiriendo e intentando reparar el daño sufrido. Pero alternar entre dietas de forma demasiado brusca puede hacer que tus órganos de eliminación se colapsen, y sufran más aún. Es cierto que debemos eliminar las toxinas ingeridas, pero en mi opinión, la eliminación debe ser progresiva y controlada, por lo que yo recomiendo pasar los días posteriores a base de mucha agua, y comidas basadas en vegetales y algo de almidón (ensaladas, cremas de verduras, patatas al vapor o al horno, arroz integral…etc). ¡Ya tendremos tiempo de hacer limpiezas más profundas una vez que el cuerpo haya vuelto a un punto intermedio más estable! Y de eso hablaremos en otro post en enero.Y como los que me conocen saben que yo no soy muy “cocinitas”, sino más bien partidaria de hacer comidas lo más sencillas posibles, os adjunto links de algunas de mis webs de recetas favoritas, para esos días en que queráis esforzaros en hacer algo más elaborado, creativo, y que además sea lo más saludable posible.

    http://www.masalladelgluten.com/

    http://lvesaludyrecetas.laverdadeterna.com/recetas/

Ya sí, me despido de vosotr@s hasta año nuevo. ¡Que la fuerza y la salud digestiva os acompañe! 😉

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.